Imagen
Imagen


LA VIRGEN DE LA SALUD 2022

Tras dos años sin celebrarse debido a la pandemia del Covid, este 2 de julio los puertos de Áliva volvieron a ser escenario de la fiesta de la Virgen de la Salud. Cientos de personas acudieron, en un día en el que el tiempo acompañó, a venerar a la Virgen y a confraternizar con vecinos de todo el valle de Valdebaró. No faltaron la misa, el canto de la Salve, la procesión de la imagen por el entorno de la ermita, los bailes del Aula de Cultura Tradicional del Valle de Camaleño, las comidas familiares y las tradicionales carreras de la "Rosca", así como, ya por la noche, la verbena en Espinama.

Estas fotos, de José Rases la primera y de Pepe Redondo las demás, son una pequeña muestra del día. Se pueden ver más en el Facebook de este último (ver imágenes siguientes) o en Soy de Liébana.

© Gabino Santos